Mi compra en Amazon.com

El 17 de agosto del 2002 se me ocurrió que quería escuchar música africana. Viviendo en Chile no cabe duda que fue una idea extraña. Afortunadamente desde hace algunos años descubrí que la globalización no sólo es un concepto si no una realidad. Siendo cliente de Amazon.com fue sencillo abrir ese sitio WEB y buscar lo que quería. Finalmente me decidí por lo que encargué.

Orden

Si se entiende lo que acabo de copiar se trata de tres CD por un costo de US $ 52,46 y decidido a disfrutar a la mayor brevedad de esa música los pido a través del Courier DHL para máxima velocidad.

Eso, de acuerdo a lo que me informa la excelente página de Amazon corresponde a US $ 36,96 (Shipping & Handling ), por lo tanto acepto que se cargue a mi tarjeta de crédito US $ 89,42. Se me informaba que posiblemente debería pagar un dinero extra debido a gastos de Aduana en mi país, valor que ellos no podían precisar. Desde mi punto de vista ello equivalía a tener completamente satisfechos los cobros de Amazon y DHL y quedar a la espera de un cobro de impuestos de alrededor de 18 %. Ingenuo de mí.

Con gran alegría recibo el día 2 de septiembre los dichosos 3 CD pero para mi desazón me entero a través del funcionario de DHL que me entrega el pedido que debo pagar el equivalente de otros US $50,27 , lo que corresponde a impuestos de Aduana de Chile, según me informa sonriente. Apesadumbrado pago la citada cantidad y siendo por naturaleza desconfiado me comuniqué telefónicamente en otras dos ocasiones con DHL donde otros dos amables funcionarios me confirmaron que esa cifra correspondía a impuestos que eran derivados al Servicio de Aduanas de mi país.Factura DHL

Siendo, como acabo de aceptar, desconfiado intenté obtener confirmación de que dicha insólita cantidad casi equivalente al total de mi compra original sería efectivamente ingresada al erario nacional. Para esto envié un email al Servicio de Aduanas de Chile. De confirmarse la procedencia de este cobro estaba dispuesto a aceptarlo en bien del beneficio colectivo.

No obtuve respuesta.

Cada vez más molesto e intrigado me dirigí a SERNAC ( Servicio de apoyo al consumidor ) y reiteré mis dudas acerca del verdadero destino del cobro extra de DHL. Carta a Sernac

Finalmente hoy 19 de octubre me llega la respuesta de DHL a través de Sernac en el que tienen a bien informarme que dicho cobro corresponde a una parte de impuestos pero que la mayor parte va en beneficio del propio DHL , lo que estaría de acuerdo al numeral 1.5 de The Air Cargo Tariff ( TACT ) publicación con base en The Netherlands (sic) Ver carta

SERNAC al tenor de la respuesta me insinúa que existe la posibilidad del camino legal. Carta

El objeto de esta cibernética publicación es advertir a otros interesados en comprar a través de Internet por intermedio de DHL para que sepan a lo que se exponen.

La respuesta de Amazon.com

Guillermo Cienfuegos

Santiago de Chile