VIRUS HANTA.



Desde tiempos muy remotos se sabe de la existencia de enfermedades que afectan al hombre pero son transmitidas por animales. En estos últimos meses hemos sido ampliamente informados de la aparición en nuestro país de infecciones producidas por virus Hanta.
Este virus se conoce desde hace varios años y se le reconocía la capacidad de provocar un cuadro febril hemorrágico con una mortalidad de 15 %, prevalente en zonas de Asia.
De mayor mortalidad, hasta 50 %, es una forma clínica respiratoria que se ha reconocido sólo recientemente asociada a este virus y que apareció en Estados Unidos en 1993, y es la que ha presentado casos en América del Sur en Brasil, Paraguay, Argentina y Chile.
El virus está infectando a algunos roedores que sobreviven al contagio y quedan como portadores . En Chile se cree que son sólo los ratones silvestres "de cola larga" ( Oligoryzomyz longicaudatus) , mientras en USA con estudios más acabados se ha encontrado infectando a las especies de ratón del venado y también a las especies del algodón y arroz, todos ellos de vida silvestre.


Transmisión:
Estos animales eliminan el virus por orina, deposiciones y saliva. La principal vía de transmisión al hombre es la aspiración de aire contaminado con el virus. Esto ocurre cuando orina fresca del ratón, restos de deposiciones o material de sus nidos es agitado quedando en suspensión en el aire pequeñas partículas que lo contienen.

Se estima además que existen otras formas de transmisión menos importantes:

- Si un ratón enfermo muerde lo transmite por la saliva. ( Raro)
- Se cree posible la infección al tocar material contaminado con orina , fecas o saliva del ratón y luego tocarse la nariz o la boca.
- Se estima como posible origen de infección la ingestión de alimentos contaminados por orina, fecas o saliva de ratón infectado.

Por el momento se estima que la transmisión del virus de persona a persona no es posible, aunque existen antecedentes de un brote en Argentina donde pudo haber existido contagio entre personas sin mediación de ratones.Referencia

Del mismo modo se piensa que el virus no puede ser transmitido por otros animales que no sean roedores. Así no hay riesgo con vacas, gallinas, ovejas ni mosquitos. Los perros y gatos no portan el virus pero pueden poner en contacto a las personas con roedores infectados si los llevan a casa al cazarlos.

Sintomatología:
Es útil distinguir entre los síntomas precoces o de inicio de la enfermedad y los tardíos.
Precoces
Inicialmente dentro de los primeros 4 días existirá siempre un cuadro febril acompañado de sensación de cansancio fácil y dolores musculares, en especial de grandes grupos musculares como piernas, espalda, hombros.
En este período inicial alrededor de la mitad de los enfermos presentará dolor de cabeza, mareos y escalofríos junto a síntomas digestivos tales como náuseas, vómito y dolor abdominal.
Ocasionalmente algunos presentan tos y ahogo en este período inicial.
Tardíos
Posteriormente al cabo de 4 a 10 días aparece tos y sensación de ahogo importante en la medida que se presenta el compromiso pulmonar de edema, que es lo que caracteriza a este cuadro.

Se consideran síntomas excepcionales y que podrían corresponder a otra causa la presencia de dolor de oído y garganta o una erupción cutánea.

Factores de riesgo:
Conviene considerar que esta enfermedad no tiene preferencia por ninguna persona. Puede afectar tanto a hombres como mujeres, niños o ancianos y habitantes de cualquier lugar de América. Es posible que predomine en personas sanas y activas ya que por esas mismas características es más posible su contacto con el virus.
Deben considerarse actividades peligrosas cualquier situación en que sea posible el contacto con deposiciones, orina o nidos de ratones. En especial abrir o limpiar una casa o habitación que haya estado cerrada durante el invierno. En esta circunstancia existe riesgo de tocar ratones o sus desechos y de sacudir polvo lo que puede provocar aspiración de material contaminado.
Excursionistas y amantes del camping están en riesgo si circulan o acampan en territorio de ratones infectados.
Obreros de la construcción o aseo están en riesgo si trabajan en sitios con una población alta de roedores.
Cualquier persona que haga aseo alrededor de su casa, si los ratones también la habitan.
En resumen la posibilidad de verse expuesto al Virus Hanta es mayor al jugar, trabajar o vivir en espacios cerrados donde los ratones también están.

Prevención:
Al no disponer de un tratamiento curativo las medidas de prevención adquieren especial relevancia.
1) Elimine o minimice el contacto con roedores:
En la casa.
Extreme el aseo del hogar, especialmente cocina.
Mantenga la basura en recipientes herméticos.
Elimine los restos de alimentos de las mascotas.
Use trampas de ratones.
Emplee en forma adecuada raticida. Recuerde que es peligroso para humanos, en particular niños, y mascotas.
Selle los posibles agujeros de ingreso de los ratones.
En el exterior.
Limpie de malezas y ramas alrededor de la casa.
Use una barrera metálica alrededor de la casa.
Mantenga la basura en recipientes cerrados y elevados y alejados de la casa.
Use trampas y veneno en el exterior, vigilando para evitar riesgo de niños o mascotas.
Favorezca los depredadores naturales de los ratones tal como búhos y aguiluchos y considere tener un gato como mascota.

2) Limpie las áreas potencialmente infectadas con precauciones de seguridad:
Use guantes de goma al realizar aseo.
No levante polvo al limpiar deposiciones u otros restos de ratón.
Prefiera mojar la zona a limpiar con un desinfectante líquido o detergente. El cloro es útil.
Una vez mojada la zona, tome los materiales contaminados con un paño húmedo y luego haga aseo con más desinfectante.
Los roedores muertos deben ser rociados con desinfectante y luego envueltos con doble bolsa junto con todo el material de aseo utilizado, para ser enterrado o quemado.
Finalmente desinfecte los guantes antes de sacarselos con desinfectante o agua y jabón. Después de sacarlos lavese las manos con agua tibia y jabón.

En caso de cuartos o edificaciones cerrados por un período largo de tiempo, estos deben ser abiertos y ventilados antes de hacer aseo.

Si existe una gran cantidad de ratones puede ser preferible solicitar asesoría de expertos en desratizar o a las autoridades locales de salud.

Basado en recomendaciones del CDC. USA

Página de la Dra. Valeria Ramírez, basada en recomendaciones del Ministerio de Salud, Chile



Volver