Posición para el sueño.

En abril de 1992 la Academia Americana de Pediatría (AAP) emitió un informe recomendando que los lactantes sanos fueran colocados para dormir sobre sus espaldas o de lado, evitando la posición boca abajo ( prona ). Esta recomendación se basó en varios informes que señalaban que la posición boca abajo para dormir se correlacionaba significativamente con el síndrome de muerte súbita infantil.

En 1994 se emitió otra recomendación en cuanto a eliminar las superficies u objetos que permitieran atrapar aire en contacto con el niño que duerme, en particular bajo él.
Esta recomendación fue acogida no solo por la AAP, si no también por agencias gubernamentales americanas y agrupaciones interesadas en evitar la muerte súbita lo que motivó el origen de una campaña nacional para motivar a los padres y cuidadores de niños a ponerlos de lado o de espalda al dormir.

Desde el año 1992 las estadísticas disponibles muestran un descenso en la frecuencia de sueño boca abajo en lactantes y así mismo un descenso de la incidencia de muerte súbita en un 15 a 20 %, el descenso más importante de la década.

En la actualidad la recomendación del grupo de trabajo es la siguiente :

1.- Los lactantes deben dormir en una posición que no sea boca abajo ( prona). La posición supina, totalmente de espalda, constituye la de menor riesgo y es la preferida. Sin embargo una posición de lado también es de menor riesgo que la prona. Si se usa la posición de lado el cuidador debe colocar el brazo inferior por delante para evitar el giro a prono.

2.- Las superficies suaves y objetos que atrapen aire deben evitarse en la cuna de un niño. En especial almohadas y plumones deben considerarse peligrosos.

3.- La presente recomendación es para lactantes sanos. El pediatra debe considerar los riesgos y beneficios relativos. El reflujo gastro esofágico y algunas anomalías de la vía aérea superior y algunas otras alteraciones pueden ser indicaciones de la posición prona.

4.- Estas recomendaciones son para el sueño del niño. Durante la vigilia y bajo supervisión debe usarse la posición prona por razones de estimulación y de desarrollo del cráneo.